martes, 31 de diciembre de 2013

Un año de Festín y ¡Feliz año 2014!





El 1 de enero de 2013 abrí el blog de "El festín de Marga". Nunca había pensado escribir un blog, pero mi hijo quería hacer uno y que lo ayudase. Pensé que la mejor manera era hacer uno propio para ir aprendiendo. Unos días antes había abierto, animada por algunas amigas, una página de facebook donde colgaba fotos de mis platos y algunas recetas.

Ahora, 12 meses después, me parece increíble a donde hemos llegado, 233 entradas y, en este momento, 235.133 visitas. Quiero daros las gracias por estar ahí, a los que estás desde el principio y a los que os habéis ido incorporando por el camino. Me encanta cuando me hacéis preguntas, me mandáis fotos o me contáis vuestras impresiones acerca de algún plato.

Entrecot a la pimienta (Salsa sin lácteos)






Había preparado esta receta hace tiempo y me había olvidado de publicarla. Mañana, día de fin de año, voy a volver a hacerla, así que he pensado que era buen momento para escribirla.

Yo no soy muy aficionada a tomar los entrecots y los solomillos con salsas, pero mi hijo, Ulises, tomó hace poco un solomillo a la pimienta y le encantó. Desde entonces me pedía que le preparara la salsa. El caso es que yo le limito los lácteos y no se la hacía. Hasta que pensé que podía hacer una versión libre de lácteos. Lo que más me preocupaba era cómo sustituir la nata. Al final, me decidí por la fécula de maíz y el resultado fue estupendo. Estaba riquísima.

La usé para acompañar a unos entrecots, pero sirve también para acompañar a cualquier otra carne a la plancha o, incluso, a tofu.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Korma de cordero (Cocina con Ulises)






He visto los programas de Rick Stein en la India y, aunque habla mucho, nunca explica la diferencia entre korma y curry. He podido concluir que el korma es un tipo de curry más suave y que se hace tapado, a fuego lento y casi siempre al horno.

Voy a hacer un Korma de cordero. Voy a utilizar cordero lechal, aunque no es el que comen en la India. Se acompaña, como siempre, de arroz basmati. Quedó genial.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Polvorones de almendra (Receta navideña)




Siempre me han encantado los polvorones, pero nunca los había hecho. De pequeña, en Sada, comía muchos polvorones de panadería en cualquier época del año. Estaban muy ricos. Después dejé de comerlos. Por dos razones. Ya no los veo tanto a la venta y, además, me parece que engordan mucho.

Los envasados, que venden en Navidad, me resultan un poco pesados, aunque me gustan. De los artesanales navideños, recuerdo dos especialmente ricos. Unos de una pastelería en la calle Real de Ferrol y otros de Sevilla, de unas monjitas, que compró mi amiga Gloria.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Hummus de calabaza (Cocina con Ulises)




Estamos pasando las navidades en Galicia y mi abueliña quería hiciera un potaje (crema) de calabaza. A mí no me gustaba la idea. Como a mí me gustan tanto los hummus, decidí hacer este.

Es un hummus muy sencillo que se puede hacer en 5 minutos, si tenemos ya la calabaza asada. A este hummus le añadí tres clavos, porque recientemente vi un programa sobre ellos (Viaje a las especias) y me inspiró.


domingo, 15 de diciembre de 2013

Menús veganos para Navidad y otras celebraciones



En estos días de tantas celebraciones, también podemos preparar comidas y cenas riquísimas completamente veganas. Aquí os dejo unos cuantos ejemplos con recetas de este Festín.

Menús navideños






Se acerca la Navidad. Sé que muchos andáis ya pensando los menús de las comidas y cenas familiares. Así que voy a haceros unas cuantas sugerencias.

Como sabéis, empecé a escribir este blog en 1 de enero de 2013. Una semana antes había creado la página de facebook del festín de Marga. Por este motivo, están casi todas las recetas que preparamos en mi casa las navidades pasadas. Algunas de ellas las incluyo en estos menús. Muchas de esas entradas tienen que ser mejoradas, porque ahora veo que las fotos y los textos están muy pobres, pero os aseguro que los platos están riquísimos.

Magret de oca (o pato) relleno de foie y trufa con salsa de vinagre balsámico y miel





Cuando preparé las brochetas de magret de oca y langostinos con fruta de temporada nos gustaron tanto que fui, al día siguiente, a comprar más magret. Desde entonces ha estado esperando en mi congelador una ocasión especial, que no llegaba.

Esta semana hemos estado con alerta roja por lluvia y viento en Tenerife. Tanto la universidad como los colegios han estado casi tres días cerrados, así que el tercer día en casa decidí que era un buen momento de preparar el magret y poner en el Festín una receta que pudieseis preparar en las próximas fiestas.

Salsa de arándanos ("Cramberry sauce")






Tenía que hacer salsa de arándanos para acompañar al pavo relleno al horno que serví en Thanksgiving. No tenía arándanos. Grave problema. Fui a una tienda de congelados y conseguí frutas del bosque variadas. Así que quité las fresas y las frambuesas. Hice la salsa con las grosellas y los arándanos, porque me era muy difícil separarlos. Al final le añadí arándanos secos, así que la apariencia y el sabor era de salsa de arándanos.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Tarta de trufa de chocolate y dulce de leche




He tardado un montón de tiempo en publicar esta receta. La hice el día de Thanksgiving para la cena, de la que ya publiqué el pavo relleno al horno. Después tuve mucho trabajo y, a continuación, me metí en el lio de las galletas de Navidad, así que se había quedado en la recamara. No importa. Cualquier ocasión es buena para hacer una tarta de chocolate. Los franceses celebran las fiestas de Navidad con postres de chocolate, así que podemos imitarlos y preparar esta tarta para una de tantas comidas y cenas que tenemos estos días.

Como os decía, hice esta tarta el día de Thanksgiving. Improvisé la cena a última hora y, como tuve el pavo en el horno cinco horas, tenía que hacer un postre que no llevara horno. Me apetecía una “pie”, que son las típicas de ese día, pero la pie de calabaza o de pecán llevan normalmente horno. Una “pie” es una tarta con una base, tipo masa quebrada y un relleno. Puede llevar solo base arriba y abajo, como la Apple pie, o solo abajo, como la Lemon meringue pie

Pollo al curry indio amarillo (Cocina con Ulises)






He estado viendo los programas de Rick Stein en la India y me han inspirado para hacer este delicioso curry. El truco es añadir muchas especias, ya que el curry lo trago todo, desde clavo hasta canela. Me quedo mucho mejor que a mi madre, Marga, aunque el mío sabe más fuerte. De todas maneras, no lo hago tan picante como lo hacen en la India. Aunque si lo queréis hacer más picante, simplemente echáis guindillas.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Bocaditos de chocolate con pistachos y palitos salados





Es una suerte ser bloguera. Los de chocolate Valor me mandaron una selección de sus nuevos chocolates de postre para que los probara. Ya me estaba faltando tiempo, así que hoy preparé unos bocaditos de chocolate muy fáciles, pero que han quedado muy ricos. A mí hijo le encanta la combinación del chocolate con salado, así que decidí ponerles pistachos (que son sus frutos secos favoritos) y palitos salados.

Podéis poner cualquier combinación que os guste, por ejemplo nueces con pasas o trocitos de galleta con nubes. Lo importante es mezclar dos ingredientes que hagan un poco de contraste.

Yo lo hice en moldes de mini muffins, pero se puede hacer una plancha sobre papel de hornear y partir en trozos irregulares.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Galletas de Navidad decoradas con glasa textura gel “El festín de Marga”






He estado más de una semana sin colgar ninguna nueva entrada. Así que ahora van varias de golpe, la de galletas de mantequilla, la de galletas de frutos secos, la de la glasa de textura gel y ésta. No es que me hubiese olvidado de vosotros. Es que desde el día del pavo (“Thanksgiving”), estaba “en modo galleta”. Este era el tercer año que iba a hacer galletas de Navidad, y el primero desde que abrí este festín. Quería hacer algo especial. La cosa estaba difícil.

Ya os he dicho que estaba “en modo galleta”. Esto significa que iba viendo galletas decoradas por todas partes. Cualquier adorno de árbol, cualquier papel navideño, cualquier postal, yo me imaginaba cómo quedaría en una galleta. 

Glasa de textura gel “El festín de Marga” (para decoraciones de aplicación rápida, hecha a base de clara de huevo)

 




Desde que en el Viaje por la gastronomía en la red de Directo al Paladar pusieron galletas de Halloween y descubrí las de Postreadicción y, a través de ella, las de Dulce Merceditas, tengo un trauma. Nunca había visto unas galletas decoradas tan bonitas. Las de postreadicción son perfectas, impecablemente hechas y con unos diseños propios muy originales. Las de Dulce Merceditas me cautivaron desde el primer momento. Son super elegantes, como de estilo rustico y con unas mezclas de colores sobrias y originales. Me recuerdan a los jerséis de lana con dibujos nórdicos. Tiene, también, unas redondas de colgar con un muñeco de nieve que me encantaron desde el primer momento (y que terminé copiando). 

martes, 10 de diciembre de 2013

Galletas de frutos secos (nueces de pecán) para decorar





La receta de esta entrada es muy parecida a la de galletas de mantequilla para decorar. La diferencia es que la masa de partida es diferente, pero para los procedimientos de dar forma y hornear voy a hacer, en gran parte, corta y pega de la otra receta. He optado por escribir dos entradas separadas porque me parece que así queda la explicación más clara. 

Ya os conté que me puse que preparar estas dos masas, la de mantequilla y la de nueces, tras un desastre con la masa de galletas de Ikea. Las galletas de frutos secos las hice con nueces de pecán, aunque se pueden utilizar nueces normales o cualquier otro fruto seco. A mí ya sabéis que me encantan los dulces con nueces de pecán. He publicado varias entradas que las tienen como ingrediente principal, como las nueces de pecán caramelizadas a la mantequilla salada o el pastel vegano de calabaza y nueces de pecán. Podéis usar los frutos secos enteros, y molerlos en casa, o comprar ya molidos.

lunes, 9 de diciembre de 2013

Galletas de mantequilla para decorar (y el desastre de la masa preparada de Ikea)





Estas navidades tenía muchas ganas de decorar galletas. No me importaba hornearlas, pero me daba una pereza inmensa preparar la masa. Cosa absurda porque se tarda cinco minutos en hacerla. El año pasado compré en Ikea unas galletas de jengibre para colgar con forma de corazones y estrellas. Estaban muy ricas y quedaron muy bonitas. Con ellas decoré mi lámpara. Cuando vi este año que vendían la masa ya preparada me pareció una idea estupenda. Aunque la masa sean literalmente 5 minutos lo que se tarda en hacer, son tres días los que se necesitan para hacer unas galletas sin muchos agobios. El primer día para el amasado, el segundo para el horneado y el tercero para el decorado.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Pavo relleno al horno






Cuando yo era pequeña y mi abuela preparaba la cena de Nochebuena, comíamos normalmente coliflor y chicharrones. No sé en el momento en que empezamos a tomar pavo. Mi madre encontró una receta en la revista Hola y lo preparó. Nos gustó tanto que es lo que solemos hacer desde entonces para esa noche. No siempre rellenamos pavo, alguna vez usamos otra ave grande.

En Estados Unidos el pavo lo toman el día de Thanksgiving (Acción de Gracias), que es el cuarto jueves de noviembre. A mí, aunque nunca he pasado esa fiesta allí, me gusta hacer una cena especial con algunos de los platos típicos. Ya sabéis que, para los que nos gusta cocinar, cualquier ocasión es buena para meternos en la cocina. Este año no tenía ganas de trabajar mucho y dije que iba a hacer unos muslos de pavo al horno. Pero mi hijo empezó a protestar, diciendo que él quería un pavo entero. Fui a una tienda de congelados y compré el único que quedaba. Pesaba 7 kilos. Una barbaridad para cenar tres personas, así que invité a unos amigos. Al final acabe preparando el pavo relleno, zanahorias al horno, salsa de arándanos, puré de patata, cornbread (pan de maíz) y tarta de trufa y dulce de leche. Toda la tarde en la cocina. Valió la pena porque fue una cena muy especial y en muy buena compañía.

martes, 26 de noviembre de 2013

Pastel vegano de calabaza y nueces de pecán





El cuarto jueves de noviembre se celebra, en Estados Unidos, Thanksgiving (Día de acción de gracias). Yo nunca he pasado este día allí, pero como tengo familia norteamericana y cualquier disculpa es buena para meterme en la cocina, siempre hago algo especial para cenar. Además, este año con el Festín no podía dejar de pasar la ocasión. Sabéis que estoy suscrita a varias revistas de cocina norteamericanas en mi Kindle, así que los números del mes de noviembre venían cargaditos de los platos típicos de estas fechas: Pavo de mil maneras, salsas, tartas de calabaza, “pies” de nueces pecán y muchas otras cosas. Yo voy a hacer pavo, pero no un pavo entero. Eso lo dejo para el día de Nochebuena. Ya os di la receta, aunque la tengo que actualizar estas navidades, que está muy cutre. Haré unos muslos al horno, porque solo somos tres en casa este día.

Sobre la tarta, llevo días y días dándole vueltas. Estaba casi decidida a hacer un cheesecake de calabaza y nueces de pecán. Incluso se me pasó por la cabeza hacer brownies de cheesecake de calabaza o una pie de pecán y chocolate, pero me pareció demasiado. También una pie sencilla (tipo el apple pie) de crema de calabaza y pecán. La he hecho otras veces y está muy rica. Al final decidí que haría algo ligero y vegano, un flan de calabaza. Se me ocurrió que podía condensar la leche de avena (a la que encuentro con muy poca consistencia), dejándola hervir con especias.  La calabaza la haría al horno. Se puede cocer, pero absorbe mucha agua y prefería que cogiera el sabor de la leche especiada. Espesaría el flan con agar-agar. Saqué la foto de los ingredientes y me puse a preparar la leche y la calabaza. 

lunes, 25 de noviembre de 2013

Falafel (فلافل ) libanés (albondigas veganas de garbanzos y alubias)





El falafel (فلافل ) se encuentra entre mis platos favoritos. No sé cómo no lo había hecho antes en casa, sobre todo por lo fácil que es. Lo probé por primera vez en un restaurante libanés de Tenerife, del que ya os hablé en la receta del baba ganoush (crema de berenjenas árabe). Desde entonces, lo he tomado en muchos sitios, porque es el típico plato que, cuando veo que lo tienen en un restaurante, me cuesta no pedirlo. Incluso, a veces, voy con mi hijo a comprar un kebab y, si tienen, me pido una ración de falafel para mí. Pero, de todos los que he probado, mi favorito sigue siendo el del libanés de Santa Cruz.

El sábado estuve comiendo allí. Estaba riquísimo, como siempre. Me fije que ponía que estaba hecho con garbanzos y alubias. Me extrañó porque yo pensaba que estaba hecho solo con garbanzos. Si no lo conocéis, el falafel es una especie de croqueta aplastada típica de la comida árabe. Ahora me he enterado que en algunos sitios están hechos de garbanzos, en otros (como Egipto) de alubias y en otros de una mezcla de ambos. Pensé que quizás los del libanés me sabían tan ricos por ser de mezcla y, aunque las recetas que tenía eran solo de garbanzos, decidí hacerlos así.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Sándwiches de galletas de mantequilla de cacahuete con relleno de chocolate (receta vegana)






Este verano empezaron a circular por la red sándwiches de galletas cookies con helado. Tenían una pinta espectacular, que recordaba un poco a los macarons y a las whoopie pies (o whoopies). Pensé en hacerlos, pero al final pasó el tiempo y no los hice. Con los macaroons me sigo resistiendo, porque hay tantos en todos los blogs que no sé qué puedo aportar. A los whoopies creo que les voy a dar una oportunidad uno de estos días.

Por eso, cuando vi en Vegetarian Times una foto de unas cookies de mantequilla de cacahuete rellenas de chocolate, pensé que era la ocasión de hacer algo muy especial. La combinación de chocolate con mantequilla de cacahuete me encanta. En Estados Unidos hay muchas chocolatinas con esa combinación. Son especialmente famosas unas que se llaman Reese’s. Mi madre y yo somos muy aficionadas a ellas. Además, si el ingrediente principal iba a ser la mantequilla de cacahuete podría hacer unas galletas veganas. En la receta original usan también mantequilla láctea y azúcar y harina refinados. Yo suprimí todas esas cosas. Me parecía que no eran necesarias para conseguir unas galletas ricas. Y era verdad.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Crema de untar de galletas spéculoos (receta vegana)






Me gustan mucho las galletas, siempre me han gustado. De pequeña las Napolitanas, las surtidas de Cuétara, las Artinata (que guardaba mi abuela en una caja de metal) y muchas otras. Cuando estudiaba en  Salamanca, las Creme Tropical de Gullón. Años más tarde, devoraba por las noches Filipinos de chocolate recubiertos de chocolate blanco mientras programaba. Hubo una temporada que viajaba muy a menudo a Bruselas, como os contaba en la tarta para chocolate adictos, y allí descubrí las spéculoos. Estas son unas galletas muy especiadas y crujientes. Tienen unas formas muy características. Ahora me he enterado de que representan escenas de la vida de Nicolás de Bari, conocido como San Nicolás, y que se toman el día de su festividad (5 de diciembre en Holanda y 6 de diciembre en Bélgica).

domingo, 17 de noviembre de 2013

Muffins veganos de manzana, copos de avena y nueces de pecán





Esta receta la hice ya hace un par de semanas, pero he andado tan liada que no he tenido tiempo a colgarla. Bueno, no es que no tuviera tiempo, sino que iba poniendo las últimas recetas que hacía y ésta quedaba aparcada. Ya estaba preocupada, porque, como medio me la inventé, pensaba que se me iban a olvidar las cantidades de los ingredientes. Sigo una receta de Rachel Allen, pero cambio algunos ingredientes, el orden y las medidas.

A Rachel Allen la conocí por sus programas de dulces en Canal Cocina. Es una profesora de cocina irlandesa, que explica muy bien sus platos. Las tartas son como a mí me gustan, naturales y apetecibles. Después de probar con éxito sus muffins veganos, me compré (para el Kindle) su libro de tartas (“Cakes”). No hay ninguna receta en ese libro que no me apetezca hacer, y eso que hay un montón de pasteles. Decidí empezar por otros muffins veganos, ya que tengo una amiga para la que siempre preparo dulces muy sanos.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Bizcochón gallego de chocolate "El festín de Marga" (o a la busqueda del bizcocho de chocolate ideal)





Llevo varias semanas obsesionada con los bizcochones de chocolate. En Galicia es muy típico un bizcocho muy amarillo, grande y esponjoso al que llaman "bizcochón". Nunca había hecho ninguno y, desde que vi la entrada en el blog de Unodedos, me obsesioné con hacer uno. Este es un bizcocho que solo lleva huevos, harina y azúcar. Nada de grasa y nada de levadura. Ya me diréis, los ingredientes es imposible que sean más simples. Y el resultado es fantástico, como podéis ver en las fotos de Unodedos. Pero no quería hacer uno normal, sino en versión chocolate. Cómo podéis ver en este blog, por la cantidad de recetas de bizcochos de chocolate que hay, parece que me hubiese propuesto encontrar el bizcocho de chocolate ideal. Pues algo de eso hay. A mi hijo le gusta desayunar, al menos esta temporada, bizcocho de chocolate. A mí ya sabéis que me gusta investigar nuevos platos. De la mezcla de esta dos cosas, surge esta búsqueda o proyecto de investigación personal centrado en el bizcocho de chocolate. No se trata solo de encontrar el bizcocho más rico, sino también el más sano. Por eso, he probado con bizcochos veganos o con bizcochos sin grasa.

jueves, 14 de noviembre de 2013

Bocadillo de pollo teriyaki y salsa chipotle “Subway"






Ya os conté, en la entrada de salsa "tipo chipotle", que mi hijo me pidió un bocadillo de pollo teriyaki y salsa chipotle como los de Subway. Le encantan los bocadillos de esta cadena. La primera vez que los tomamos, no elegimos bien, pero ahora somos expertos. Cuando pasamos por la T2 del aeropuerto de Barajas siempre nos comemos uno. En Tenerife hay varios Subways, supongo que por los turistas, pero yo solo los como en la T2.

Aquellos primeros los tomamos en marzo de 2009, en un viaje en coche de Washington D.C. a Charlottesville, en Virginia. Ya os hablé de ese viaje en la entrada de las alitas de pollo al estilo de Buffalo. Llegamos a Washington en un avión desde Nueva York y allí alquilamos un coche para seguir el viaje hasta Charlottesville. En Charlottesville solo hay un aeropuerto pequeño y los billetes de avión son exageradamente caros.

Fue un viaje agradable, por unas carreteras con poco tráfico y zonas rurales. Lo que pasa es que no había tantos sitios para comer cerca de la carretera como en otras zonas de Estados Unidos. Como habíamos cogido el coche directamente al aterrizar, y en el avión tampoco habíamos comido, nos entró hambre antes de llegar a Charlottesville. Tuvimos que salir de la carretera a un pueblo, Culpeper. Era el típico pueblo norteamericano, con una calle larga principal (esa calle que emulan en los Disneyworld con la Main Street). Allí había un Subway. Nos metimos  y vimos a la gente tomando unos bocadillos con muy buena pinta. Decidimos pedir uno. Nos acercamos al mostrador y nos empezaron a abrumar a preguntas, de qué pan, qué salsa, qué complementos, qué queso, qué contenido,… No sabíamos qué decir porque no teníamos ni idea de lo que había y no habíamos leído los carteles ni el menú. Así que pedimos lo primero que se nos ocurrió y acabamos tomando unos bocadillos de jamón y queso, mirando con envidia a nuestros compañeros de restaurante. Dadas las circunstancias, no se me ocurrió sacar ninguna foto del pueblo, pero he buscado en la red y he encontrado una muy bonita.

Salsa “tipo chipotle”





Mi hijo llegó hoy del colegio diciendo: “Por favor, por favor, tienes que hacerme un bocadillo de pollo teriyaki con salsa chipotle como los de Subway. Llevo todo el día pensando en él.” Lo único que se me ocurrió decirle fue: “Pero el pan, no, el pan de barra normal.”

No tenía ni idea de cómo hacer el pollo ni la salsa, pero lo del pan me parecía ya demasiado. Sobre todo porque a mí de Subway lo que menos me gusta es el pan y ponerme a preparar ese pan me parecía absurdo. Subway, para quien no lo conozca, es un cadena de restaurantes de comida rápida especializada en bocadillos.

Así que me puse a buscar la salsa y encontré varias recetas. Lo peor del caso es que yo nunca la he probado, así que no tenía ninguna referencia de cuál debería ser su sabor. Averigüe que el chipotle es una guindilla seca mexicana. Como no tenía, decidí usar guindillas normales.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Tarta de filloas (Tarta de crepes o Gâteau de crêpes)





Todo empezó con una broma. Una compañera habló en facebook de que pronto iba a ser su cumpleaños. Le dije que habría que hacer una tarta, otra pidió la mitad de la tarta porque antes iba a ser el suyo. Y, de esta manera, me metí en la cocina para hacer dos medias tartas. Dude mucho que tarta hacer, porque además la tendría que transportar. Como una de ellas había dicho que le gustaba mucho la crema pastelera y a la otra le había encantado la entrada de las filloas, decidí hacer (por primera vez en mi vida) la tarta de filloas.

Ya os conté, en la receta de filloas, que para mí están muy vinculadas con el carnaval (y con mi abuela). En mi casa nunca hemos hecho postres con ellas, excepto tostarlas enrolladas en la sartén con azúcar por encima. Pero en otras casas y restaurantes he tomado postres muy ricos hechos con ellas. Normalmente no se usan las filloas de caldo, tan típicas de carnavales, sino unas, hechas con leche, muy similares a los crepes. Por esto mismo, lo que yo llamo tarta de filloas es similar a las tartas de crépes francesas. Podéis encontrar muchas en internet, por ejemplo esta de fresas con una pinta espectacular. También hay muchas tartas de filloas. Ésta de La cocina de Conluana me gusta especialmente y me sirvió de inspiración. De ella saqué la idea de hacerla con un molde para que quedara más bonita. De todas formas, sin molde también pueden quedar preciosas, como ésta de Smitten Kitchen. Para la receta de filloas, dado que yo no las hago nunca con leche, y no quería usar la de crepes, miré mis las de mis dos libros favoritos de recetas gallegas e hice una mezcla de ambas.

Nueces de pecán caramelizadas a la mantequilla salada (y trocitos de caramelo)





Ya sabéis que tengo una especie de obsesión con el caramelo de mantequilla salada. Desde que lo conocí, se ha convertido en uno de mis sabores favoritos. Ya publiqué la receta de cómo preparar la salsa y la he usado alguna vez para acompañar a la tarta de almendra. También preparé las barritas de krispies al caramelo de  mantequilla salada.

Ahora os voy a explicar como hacer nueces de pecan caramelizadas. También se pueden utilizar nueces normales, ya que las de pecán son a veces difíciles de conseguir. Yo las compro en Madrid en una tienda de frutos secos que hay por encima del Parque del Retiro, al lado del Hospital del Niño Jesús.

Crema pastelera





Esta receta de crema pastelera es la que figura en la entrada de buñuelos de viento rellenos de crema pastelera (y de nata). La pongo por separado para que sea más cómoda de consultar, dado que se va a usar en más recetas, como de tarta de filloas.

Como explico en la otra entrada, está sacada de un libro de cocina de Pedro Subijana.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Gulas con langostinos





Esta es uno de los platos favoritos de mi familia. Lo hacemos en muchas ocasiones cuando tenemos comidas familiares de fiesta. Es muy práctico, porque se hace muy rápido, sin agobios de última hora, y a todo el mundo le gusta. Pero también me soluciona muchas cenas de diario. Con los langostinos ya cocidos, se hace en un cuarto de hora.

Hay muchos países donde no hay gulas. En España se comen mucho. Antes había mucha afición por las angulas, pero ahora son un plato prohibitivo, así que se ha popularizado el surimi con forma de angulas. A este surimi se le llama “gulas”. El surimi es una pasta hecha a base de pescado blanco a la que se da distintas formas, siendo la más habitual la de palitos o colas de cangrejo. Tiene un alto contenido en proteínas.

martes, 5 de noviembre de 2013

Buñuelos de viento rellenos de crema pastelera (y de nata montada)





Ya se ha hecho un poco tarde para colgar esta entrada. Se supone que son unos dulces para conmemorar el día de Todos los Santos (1 de noviembre). Pero bueno, están tan ricos que se pueden hacer cualquier día del año. Además, hay en algunas zonas que se hacen en carnavales o en Semana Santa, así que ahí quedan.

Los buñuelos los empezaron a elaborar en España los judíos sefardíes en el siglo X, para celebrar la fiesta de la Janucá. La Janucá es una fiesta variable, que se celebra entre finales de noviembre y finales de diciembre. Como esta fiesta está cercana a la de Todos los Santos, los cristianos los adoptaron. De ellos se dice lo mismo que os contaba en la receta de zonchos, que cuando comes uno sacas un alma del purgatorio. En Galicia han convivido con los zonchos y los huesos de santo, aunque hay otras zonas de España donde son mucho más populares. Yo donde he visto más es en Castilla y León. Cuando fui a estudiar a Salamanca, me sorprendió cómo se ponían los escaparates de las pastelerías en estas fechas, llenos a rebosar de buñuelos de todos los sabores. Para una golosa como yo, aquello era el delirio. Eran muy pequeñitos y carísimos, así que, con mi presupuesto de estudiante universitaria, apenas me daba para comprarme unos pocos, de crema pastelera y de chocolate. Mis favoritos eran los de la pastelería Las Torres, en la Plaza Mayor, aunque los de Gil tenían muchísima fama. Una vez fui con mi querida amiga Marian, de Salamanca, a comprarlos a Gil para su comida familiar y no me podía creer la bandeja inmensa que cogió.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Zonchos (Collares de castañas típicos del día de Difuntos)







Cuando yo era pequeña, mi abuela nos preparaba collares de castañas cocidas el día de Todos los Santos,1 de noviembre. Los llamábamos zonchos. Bueno, mi abuela los llamaba rosarios. Íbamos a su casa a buscarlos por la mañana. Allí estaba ella con una cazuela (pota) enorme llena de castañas cocidas. Con una aguja gorda (de las de coser lana) y bramante (cuerda hecha de cáñamo) iba ensartando las castañas hasta formar el collar. Me parecía un trabajo enorme, preparar los 8 collares para sus 8 nietos. Después, salíamos con nuestros collares a la calle, donde el resto de los niños también estaban con los suyos. Por la tarde, nos los comíamos. 

domingo, 27 de octubre de 2013

Decoraciones de galletas de Halloween con glasa (para niños)





Ayer fue un día muy especial. Vinieron dos amigas seguidoras del Festín, con sus hijos y algunos sobrinos, a decorar galletas de Halloween. Estuvimos hasta la noche y decoramos docenas y docenas de galletas. Lo pasamos genial. Es increíble lo creativos que pueden ser los niños con una manga pastelera de glasa en las manos.

Yo, animada por el ambiente, también hice unas galletas más divertidas, casi naif, que las que preparé el otro día de fondant blanca y glasa negra. Tienen muchos fallos, porque, con 7 personas haciendo galletas en la misma mesa y compartiendo las mangas con glasa, no estaba la cosa como para pararse mucho en los detalles. Pero me encanta el resultado. Como podéis imaginar no hice fotos del paso a paso, pero os voy a explicar cómo las realicé. 

sábado, 26 de octubre de 2013

Bizcocho “comida de ángeles” de chocolate (Angel food chocolate cake)





Lo mío con los moldes no es normal. Creo que un día nos van a echar de casa, a mis moldes y a mí. Esta semana vi un bizcochón  espectacular en el blog de Uno de dos. Es un bizcocho tradicional gallego que nunca he hecho y me entraron unas ganas tremendas de probar la receta. El problema es que no tengo el molde característico. Pensaba comprarlo la próxima vez que fuera a Galicia. Pero hoy he pasado por London, una tienda de Santa Cruz donde compro muchos de mis utensilios, buscando otra cosa y he visto un molde de “angel food cake”. Pensé que sería perfecto para hacer el bizcochón y lo compré. La idea era hacerlo este fin de semana, para merendar con las amigas que van a venir a decorar galletas.

Siempre tengo un bizcocho de chocolate. Es para mi hijo, al que le gusta tomar un trocito en el desayuno. Esta mañana se le había acabado y fui a la cocina a hacerle uno. Pero, una vez allí, vi el molde nuevo todavía sin guardar. No me pude resistir, decidí hacer un “angel food cake” de chocolate. Sabía que tenía la receta en el libro de cocina norteamericana que me regaló mi madre (después de ponerme muy pesada). Ya os hablé de él en la receta de mini apple pies. Lo recordaba perfectamente, porque era una de las pocas fotos que había en el libro y siempre me fascino. Un bizcocho tan blanquito con una cobertura rosa era algo que yo nunca había visto. Muchas veces había pensado en hacerlo, pero no sé bien por qué nunca lo hice. Así que ya era hora. En el propio libro había una versión de chocolate.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Galletas de Halloween decoradas con fondant blanca y glasa negra





He de deciros que, cuando veía Halloween muy lejos, me daba pereza pensar en preparar galletas. Pero, así que se fue aproximando, me entró el cosquilleo. No se me iban de la cabeza. El caso es que no quería hacer las típicas galletas de Halloween, con fantasmas, brujas y calabazas. Eso ya lo había hecho otros años y pensaba que ese festín merecía alguna novedad. 

De hecho, mis primeras galletas decoradas fueron unas galletas de Halloween. Creo que ya os conté que fue una pesadilla, porque mi amiga Esther y yo no sabíamos todo el trabajo que llevan y, en un mismo día, hicimos la masa, las galletas, las glasas y las decoramos. Acabamos agotadas. El resultado no fue del todo malo, me parece, para ser nuestras primeras galletas. No teníamos cortadores con formas típicas de Halloween, así que hicimos círculos, corazones y ositos. Creo recordar que también algún muñeco de jengibre, pero no ha quedado documento gráfico...

domingo, 20 de octubre de 2013

Queso “tipo ricotta” casero





No sé si habéis tomado alguna vez queso fresco recién hecho. Yo lo comía habitualmente cuando era pequeña. No es que lo hiciésemos en casa, pero en Galicia lo vendían en las ferias. Bueno, todavía lo venden. De hecho, cuando estoy allí, lo compro algunos sábados en el feirón de Sada. Antes lo comprábamos en la feria de Betanzos. Pero solo me gusta cuando está hecho el día anterior. Si pasan dos o tres días, va cogiendo un regusto ácido. 

Yo, que era una de esas niñas que no comen casi nada, era capaz de comerme un queso grande casi entero. Lo mismo me ha pasado con estos quesitos ricotta. El queso ricotta es típico de Italia. Algunos traducen su nombre por requesón, pero yo lo veo muy distinto en textura y sabor. Al menos, distinto al requesón que yo conozco. Hice tres quesos pequeños y prácticamente me los comí de una sentada, así que va a pasar algún tiempo hasta que los vuelva a hacer.

Napolitanas de chocolate "express"





Hace un par de semanas hice para merendar unas napolitanas de chocolate. Tenía en casa una lámina de hojaldre fresco y chocolate tipo postres, así que solo me llevo 10 minutos de preparación y 20 de horneado. Lo comenté en la página de Facebook de El festín de Marga y puse las fotos del paso a paso. Me pareció que no hacía falta explicar el procedimiento por lo sencillo.

No pensaba poner la receta en el blog, pero, como me la habéis pedido, aquí está. Ya sabéis, cuando queráis una merienda rica y tengáis poco tiempo o pocas ganas de liaros mucho en la cocina, esta es la receta perfecta.

lunes, 14 de octubre de 2013

Torta de caracolas de salami y queso





Ya publiqué en junio una entrada de caracolas de bollería. Eran caracolas dulces rellenas de canela y frutas pasas. Las preparé en tamaño pequeño individual. Con una técnica similar prepare los lazos veganos con coco, pasas, frutos secos y canela. Pero me faltaba por publicar una receta de caracolas saladas. En este caso la masa de brioche que uso es la que viene en el recetario de la Thermomix, aunque yo la preparé con la máquina de pan. Se puede amasar también a mano. No entraña ninguna dificultad.

Tengo ganas de hacerlas un día rellenas de sobrasada, como las que preparó Mª José en directo al paladar, pero esta vez las hice de salami y queso. Mi hijo llevaba casi un año pidiéndomelas. En casa no solemos comer salami. Solía hacer las caracolas de jamón york y queso. Un día no teníamos y encontré un paquete de salami perdido en la nevera. Se lo puse y desde entonces es nuestro sabor favorito para estos bollos. Esta vez decidí juntar las caracolas en forma de torta, en lugar de individuales. En parte por estrenar un molde redondo grande, que acababa de comprar, y en parte por tener una foto diferente. El resultado fue espectacular. Mira que las he hecho muchas veces, pero cuando las saqué del horno me impresionaron.

domingo, 13 de octubre de 2013

Castañas cocidas con anís







Si hay un sabor que me devuelve a mi infancia es el de las castañas cocidas. Cuando llegaba el otoño y los castaños gallegos se llenaban de erizos, estaba deseando comerlas. Mi madre cocía las castañas con anís y nébeda. Toda la casa se llenaba de ese olor y, aunque habitualmente se toman frías, no era capaz de esperar y me tomaba ya algunas calientes. Todavía lo hago. Bueno, ahora no me tomo solo algunas. A veces las acabo todas antes de que enfríen. Claro que no hago tanta cantidad como hacía mi madre. Por dos razones. La primera es que no quiero empacharme. Empiezo a comer y no soy capaz de parar. La segunda es que es un rollo pelarlas. Por eso, cuando era pequeña y veía a alguien pelándolas en casa me llevaba una alegría.

sábado, 12 de octubre de 2013

Chips de batata picantes





De repente, he empezado a encontrar por muchos sitios chips de tubérculos, como la batata y la remolacha. La primera vez fue un avión. En la carta menú vi unos chips de vegetales, de una marca chilena que se llama Tika. Los probé y me encantaron. Eran de patata, batata y remolacha.

También los compré, de otra marca, en una tienda de frutos secos cerca del parque del Retiro, en Madrid. Cogí un paquete variado y otro solo de remolacha. Y en esta moda de los chips, también entran las frutas. Por ejemplo, tengo chips de plátanos fritos en aceite de oliva.

Hummus de guisantes





Aunque, como os explicaba en su receta, el hummus está hecho con garbanzos cocidos, últimamente me he encontrado con muchos platos a los que llaman hummus y no tienen garbanzos.  Incluso me compré un libro de recetas de hummus. Esta es una generalización del término. Ahora se utiliza para denominar cualquier crema de verdura, con aceite y frutos secos, que se toma untada sobre pan (especialmente pan de pita arabe). También al baba ganoush lo llaman hummus de berenjenas.

viernes, 11 de octubre de 2013

Lechazo con guindillas (receta india)







He estado dudando si poner esta receta. La hice la semana pasada, pero, como he estado poniendo (y comiendo) tantas recetas veganas, no me gustaba ver las fotos de la carne. Al final, he decidido que sí. Básicamente porque este blog es de cocina y me gusta mostrar todo tipo de platos. Bueno, todo tipo de platos de los que comemos en casa. Es casi como un diario. No preparo nada específicamente para el blog. Por eso veis que el contenido del blog varía por temporadas. Cuando quiero hacer dieta hay más platos de proteínas, cuando ando golosa abundan los dulces, cuando tenemos una fiesta preparo tartas, cuando compro muchas especias platos asiáticos,… 

domingo, 6 de octubre de 2013

“Maltallats” de maíz y almendras (con espelta y sirope de agave)





Desde que era muy joven, guardo recetas. Cuando veo alguna interesante en una revista o periódico, la recorto con la intención de hacerla pronto. Normalmente, quedan perdidas en el bolso o caen en el olvido. Ahora, las que encuentro en la web las coloco en favoritos o me las mando a mí misma por correo electrónico. Si es en el Kindle, marco la página. Hace dos años vi una que me llamó la atención en la revista Living, de Martha Stewart. De vez en cuando me acordaba de ella. Y ayer, decidí que había llegado el momento de hacerla. Después de haberla guardado durante todo este tiempo, ayer se me mojó y por poco me quedo sin ella.

viernes, 4 de octubre de 2013

Tortitas de chocolate con crema de plátano (sin lácteos)





No tengo palabras para describir estas tortitas. Me encanta el chocolate, me encantan los plátanos y me encantan las tortitas, así que la mezcla… Imaginaros. Indescriptible…

Nunca había tomado tortitas de chocolate. Hoy venía un amigo de mi hijo a merendar y pensé que iba a hacer tortitas. Y, de repente, se me ocurrió: ¡tortitas de chocolate! Miré en la web y encontré varias recetas con una pinta muy apetecible. Elegí ésta de un blog que no conocía y que tiene unas recetas muy buenas. Cambié unos cuantos ingredientes para que fuese sin lácteos. También añadí más azúcar.

Lo de la crema de plátano surgió sobre la marcha. Pensé que estarían ricas con nata y unos trocitos de plátano. Había comprado nata vegetal y me dispuse a montarla con un poco de azúcar y vainilla. Pero, contra lo que me habían dicho, no se montó. Así que decidí que, para espesarla, la batiría con el plátano. La crema de plátano quedó absolutamente deliciosa. Y ya os podéis imaginar la combinación con el chocolate.

jueves, 3 de octubre de 2013

Okra y maíz al estilo de Nueva Orleans (Chimbombo guisado)





Me encanta el maíz en todas sus formas. Mi dulce favorito es la torta de maíz, que todavía no os he puesto. Estoy esperando el momento. Pensé que iba a ser este verano, pero al final no pudo ser.

Tengo la suerte de que en Tenerife, donde vivo, es habitual comerlo en mazorcas. Aquí se llaman “piñas de millo”. Uno de los platos más típicos es la piña con costillas  (de cerdo). A la otra piña, la fruta, se la conoce como “piña tropical”.

martes, 1 de octubre de 2013

Mezcla de especias “creole” (o cocina criolla de Luisiana)






La cocina creole (o cocina criolla de Luisiana) es muy típica de Nueva Orleans. Tiene influencia española, francesa, italiana, portuguesa, africana y nativo americana. He leído que también tiene influencia de la cocina canaria y que de esa cocina, de la española y de la italiana, viene el uso abundante de guindillas y pimientas picantes. En todo caso, surge de la adaptación de los platos europeos a los productos locales.

Yo nunca he estado en Nueva Orleans, aunque ganas no me faltan. He viajado bastante por Estados Unidos. Me encantan esas carreteras tan largas e ir pasando de un estado a otro viendo los cambios. Miro el mapa y veo que he estado en toda la costa este, de Florida a Maine. También en bastante de la costa oeste. Pero no conozco nada de lo estados centrales del sur, ni de su comida.

Bizcocho de chocolate con aceite y vinagre (facilísimo, riquísimo y vegano)





No sabía si poner esta receta en el blog. Básicamente por dos razones. La primera es que es una receta practicamente igual a la de los mini muffins veganos de chocolate. La segunda es que vais a pensar que estoy obsesionada con el libro de cocina de Chloe Coscarelli. La verdad es que sí, estoy un poco obsesionada. Todas las recetas que he probado de Chloe´s Kitchen me encantan. Independientemente de que sean veganas. Ya os he dicho que lo único que no me gusta es que utiliza muchas veces harina y azúcar refinado. En esta receta los sustituí por harina integral y azúcar moreno.

La receta de este bizcocho la hice por primera vez hace tres semanas y, desde entonces, ya la he repetido unas cuantas veces. Se ha convertido en el dulce preferido de mi hijo (y de sus amigos). Creo que también en el mío. Cuando lo preparo para él, no puedo resistirme y siempre como un trocito (o dos). Además, es tan fácil que parece casi increíble. No uso ni la amasadora. Solo dos boles y una espátula.  

lunes, 23 de septiembre de 2013

Tempura de calabacín y pepino amargo





Hacía tiempo que tenía ganas de preparar un plato de tempura. Me gusta la sencillez de este plato, verduras cortadas en tiras o rebanadas finas, con un rebozado crujiente y fritas. El origen de este plato es japonés, aunque hay quien afirma que fue llevado a Japón por los portugueses.

Hay distintas maneras de prepararla. Unas llevan fécula de maíz (maizena), otras harina de trigo, otras una mezcla de las dos. Unas llevan huevo, otras la yema, otras la clara, otras ninguna. Unas agua con gas, otras sin gas. Unas sal, otras no. Unas levadura, otras no. Yo he probado varias combinaciones y todas salen bastante bien, pero os aseguro que esta receta es la mejor que conozco. Y, además, la que lleva ingredientes más simples. Lo único un poco exótico es que le he puesto aceite de sésamo, pero lo podéis sustituir por vuestro aceite habitual.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Tallarines con hojas de moringa





Hay una frutería en el sur de Tenerife que, cada vez que voy, me encuentro con verduras desconocidas para mí. Algunas veces son verduras de las que había hablar o que había probado en algún restaurante, pero que nunca había visto a la venta. Pero otras, son verduras que no sabía ni que existían. Esto último es lo que me pasó esta vez. Así que volví a casa con ocra, pepino (o melón) amargo y moringa.

Desde la misma frutería, miré con el móvil en internet. Vi que había bastantes recetas con estas verduras, así que no lo dude. Pensé que al volver a casa buscaría cómo hacerlas. 

Iba con una amiga. Después de la frutería nos fuimos a comer a un restaurante libanés, con vistas a la playa, donde estuvimos de maravilla y tomamos unos platos muy ricos. Allí intentamos recordar los nombres de las verduras y, a las dos, se nos habían olvidado completamente. Así que lo complicado ha sido volver a averiguar los nombres, dado que no me aparecían en las búsquedas del móvil. Toda una odisea. 

sábado, 21 de septiembre de 2013

Sopa china de fideos con jamón york y maíz





Yo no soy muy de sopas, pero hay días en los que a todos nos apetece cenar una sopita. Cuando ese es el día, esta es la sopa. Además se hace rapidísimo. Y los ingredientes los podéis tener en la despensa para cuando os dé el capricho.

Ensalada tibia de melón con albahaca roja y pistachos





Ayer leí en el New York Times un artículo de Mark Bittman explicando su dieta “Vegan before 6” (Vegano hasta las 6). Para acompañar el artículo daba cinco recetas de platos veganos con los que empezar esta dieta. Había una de melón gratinado con vinagre balsámico y piñones que me encantó desde el primer momento. Era un postre. 

Esta mañana estaba trabajando y sólo podía pensar el melón gratinado. Decidí que, al llegar a casa, lo iba a hacer. Tenía un melón gala maduro que me iba perfecto. A mí el melón me gusta mucho. Cuando era pequeña, comíamos mucho melón con jamón. Después el plato pasó de moda y casi no se come. Cuando me lo sirven en algún sitio, siempre me llevo una sorpresa agradable.

Pues volviendo a casa y pensando en el melón, en el melón con jamón que comí este verano en la Aldea del Pinar, en el melón con piñones de la receta de Bittman, los piñones me recordaron al pesto. Sabéis que el pesto se hace con piñones y albahaca. Casualmente tenía en casa un ramillete de albahaca roja, que había comprado ayer no sabía bien para qué. Nunca la había visto antes. También tenía una lechuga lollo rosso. La lechuga lollo rosso es una variedad italiana, con tonos rojos, rosas y morados y un poco amarga. Pensé que la combinación de la lechuga con la albahaca, todo en tonos rojos, podría quedar preciosa, además de muy rica. Y así fue como decidí convertir el melón gratinado en una ensalada tibia. Y el planeado postre, en un plato principal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...