viernes, 18 de enero de 2013

Muffins “sanísimos” con avena, trigo sarraceno y miel de arroz





Me preguntaron si podría hacer algún pan o galletas que no llevaran ni harina, ni levadura, ni azúcar, ni miel, ni leche,… Pensé que quizás podría usar harina de maíz, pero me dijeron que tampoco. Era para una dieta muy estricta y entre lo que sí podía utilizar figuraba la avena, la quinoa, el amaranto, el trigo sarraceno, la miel de arroz y la leche de soja. También podía usar bicarbonato, lo cual fue un alivio, porque así tenía algo con lo que hacer crecer la masa.

Al final, decidí hacer unos muffins tamaño grande y, la verdad, creo que han quedado muy ricos y sanos. También quedan muy bonitos, bastante altos, planos y un poco abiertos (como una tapita que se levantara).




Ingredientes:
2 tazas de harina de avena
1 y ½ taza de harina de trigo sarraceno
½ taza de miel de arroz (se puede sustituir por jarabe de agave o miel normal. Si se prefiere usar azúcar moreno, quitar ½ taza de harina de trigo sarraceno)
2 cucharaditas de bicarbonato
1 cucharadita de canela
½ cucharadita de sal
1 taza de leche de soja (también se puede usar de avena o de vaca)
2 huevos
1/3 taza de aceite de oliva
½ taza de ciruelas pasas (se pueden sustituir por nueces, almendras o trocitos de chocolate)




Encender el horno a 200º.

Batir (a mano, con batidora de aspas, con amasadora o con TMX) la leche con los huevos, la miel y el aceite.



Combinar en un bol la avena, el trigo sarraceno, el bicarbonato, la canela y la sal.




Mezclarlo con el líquido hasta que esté uniforme. No hace falta tener especial cuidado, se mezcla bien, sin grumos.




 Incorporar las ciruelas pasas cortadas en trocitos (los frutos secos o el chocolate).




Sólo mezclamos lo justo con la espátula.




Colocamos los papeles en el molde de muffins. Yo esta vez opté por unos papeles un poco retro, que le dan aspecto de magdalenas integrales grandes. Ese tipo de papel se puede llenar bastante (casi hasta el borde) y me salieron 12 muffins. Con papeles grande estándar, solo llenaríamos 2/3 de su capacidad y os saldrían 16 o 18. para llenarlos use una cuchara de servir helado. Muchas personas la usan siempre para llenar los moldes de muffin, pero yo, en general, prefiero dos cucharas (especialmente si los muffins son pequeños).




Los papeles eran tan grandes que no cabían en mi molde favorito de muffins, que es uno americano de los años 50, con los que hacía muffins cuando era una niña. Era de mi madre y, me puse tan pesada pidiéndoselo, que acabo regalandomelo. Con un libro de cocina del que os hablaré en otra entrada...





Los metemos en el horno. Veréis que al poquito de meterlos ya crecen bastante y muy planos.



Los sacamos a los 10 o 12 minutos, cuando al meterles un palillo en el centro salga limpio.




A los 2 minutos, sacar los muffins del molde y poner a secar en una rejilla.




Con un té o café están riquísmos. Yo los merendé con un té Earl Grey, mi favorito, con una nube de leche de soja.






4 comentarios:

  1. Hola!!! Me encantó la receta. Es la primera vez que voy a hacer magdalenas. Quería praguntarte si siempre es necesario poner el "porta muffins" ¿no se pueden meter al horno directamente los moldes de papel? Muchas gracias!! Voy a probar la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende un poco del papel. Si es más fuerte, sale mejor. En cualquier caso, antes hacíamos siempre las magdalenas solo con los moldes de papel, lo que pasa es que se abren más en lugar de crecer hacia arriba, pero están igual de buenos. Ponle doble papel para que sea un poco más fuerte. Ya me contarás!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...