jueves, 17 de enero de 2013

Pollo tandoori (y mezcla de especias tandoori)




Hace ya unos cuantos años, en una visita a Gibraltar con mi amiga Gloria Fernández, compré un bote de Tandoori Mixture de la marca Sharwood’s (el que aparece en la foto). Había tomado pollo tandoori en algunos restaurantes indios, me había gustado mucho y quería hacerlo en casa. Desde entonces, lo hago muy a menudo. Es fácil, siempre sale y bien y se puede tomar caliente o frio. Frio en sandwiches está riquísimo. Los sándwiches los venden en muchos sitios en Inglaterra, y en España los vendían en los supermercados de Marks & Spencer.



El tandoori recibe el nombre del horno en el que se cocina. Por generalización, se llama así a la mezcla que se usa para adobar la carne que se va a cocinar allí. Yo siempre lo he tomado en restaurantes indios, pero he leído que es también típico de Afganistán y Pakistán. La mezcla de especias tandoori también se puede utilizar para adobar pescado.

Como imaginaréis, el contenido del bote que compré con Gloria se acabó hace muchos años. Como vivo en Tenerife, tengo la suerte de que hay muchas tiendas de comestibles regentadas por indios. Allí puedo encontrar toda clase de especias y productos exóticos. Así que compro la mezcla de especias tandoori y relleno mi antiguo bote de Sharwood’s.

Fuera de Tenerife, he visto muy pocas veces la mezcla de tandoori a la venta, así que he estado experimentando un poco y os voy a explicar cómo hacer vuestra mezcla de polvos tandoori en casa.

Una vez hecha la podéis conservar en un bote hermético, a temperatura ambiente, varios meses.





Mezcla de especias tandoori

Ingredientes:
4 cucharadas cucharada de pimentón dulce
½  cucharada de pimentón picante (o de cayena)
1 cucharadas de ajo en polvo (o de ajo seco)
1 cucharada de sal
1 cucharada de cebolla en polvo (opcional)
1 cucharadas de albahaca seca1 cucharadas de cilantro
1 y ½  cucharadas de comino
1 cucharada de cúrcuma molida
1 y ½  cucharadas de jengibre
½ cucharada de pimienta blanca o negra
½ cucharada de clavos (puede ser molido)
½ cucharada de cardamomo
1 cucharadita de postre de canela
½ cucharadita de postre de nuez moscada rallada














Se meten todos los ingredientes en una trituradora hasta que esté pulverizado. Si todo lo hemos usado en polvo, evidentemente no hace falta usar trituradora.




Yo le eché cebolla seca y creo que se nota bastante el sabor y no se pulveriza bien, así que la próxima vez no se la voy a poner.

Si os falta algún ingrediente, no os preocupéis. Entre tantas especias no pasa nada por 2 o 3. Además, todas las recetas que he consultado, daban ingredientes diferentes y en distintas cantidades. Yo he probado y así es la que se parece más a la que yo tenía. No le he echado cilantro porque no tenía, pero creo que la daría un toque bueno. La que tenía yo en casa es más picante. Si os gusta muy picante, podéis echar más pimentón picante o cayena. Pero esta mía era más picante que otras que he comprado y que me gustaron más. Además, este es un plato que les encanta a los niños y, si lo hacéis muy picante, no se lo van a comer.



Pollo tandoori

Ingredientes:
10 o 12 contra-muslos (contra-zancos) de pollo sin piel
5 cucharadas de mezcla de especias tandoori
1 yogur natural entero (o desnatado, no pasa nada)
3 cucharadas de aceite de oliva
3 cucharadas de vinagre
3 cucharadas de zumo de limón




Esta receta lleva el pollo marinado durante varias horas para que coja bien el color y el sabor de las especias, por lo que hay que prepararlo varias horas antes de meterlo en el horno. Todavía mejor si lo dejamos reposar toda la noche.

Se limpian bien de grasa los trozos de pollo y se les hace un corte longitudinal profundo de arriba abajo, pero sin que llegue a romperse.




Se ponen todos los trozos en un recipiente hermético con tapa, que podamos meter en la nevera.

Se mezclan en un bol los polvos tandoori, con el yogur, el aceite, el vinagre y el limón hasta hacer una crema.




Echamos esta crema sobre el pollo y damos vueltas, con una cuchara de madera, para que todos los trozos queden bien recubiertos. También debe de entrarles crema por la abertura longitudinal que les hicimos.



Cerramos el recipiente y lo metemos en la nevera hasta la hora de cocinarlo.

Cuando lo vamos a hacer, encendemos el horno a 220º con aire caliente y el gratinador (o con calor arriba y abajo, depende del modelo de horno).  Colocamos los trozos en una fuente de horno.




Hacemos 15 minutos por cada lado, hasta que esté tostadito y seco.




Lo servimos acompañado de una ensalada verde y arroz basmati. También, si lo hemos hecho picante, se puede poner una salsa hecha con yogur batido para amortiguar el sabor del picante. El yogur se serviría en una salsera aparte, para que se sirviera quien quisiera.




Yo hice la ensalada verde con lechuga de varios tipos, lombarda, escarola y rúcula. Ya la compré así mezclada. Me gusta bastante esa mezcla. La aliñe con aceite de oliva virgen y vinagre blanco aromatizado con trufa (lo compro en el Club del Gourmet del Corte Inglés y deja un aroma impresionante en las ensaladas).



El arroz basmati, que es el típico de la India, lo hago de la siguiente manera. Pongo a hervir 5 veces la cantidad de agua que voy a poner de arroz, con un chorrito de aceite de oliva y sal.




Cuando hierve, echo el arroz, lo dejo cocer a fuego suave 15 minutos. Pasado ese tiempo, escurro el agua sobrante y lo dejo tapado hasta el momento de servir. Queda muy suelto y muy rico.




Pues nada, espero que os animéis a hacerlo y ya me contaréis qué tal os sale. Seguro que muy bueno.

4 comentarios:

  1. me encanta la comida india...lo de la mezcla de especiass mmmm...graciasss

    ResponderEliminar
  2. Bueno, puedes comprar la mezcla, pero es fácil hacerla. Proximamente comida tailandesa. Te va a encantar!!

    ResponderEliminar
  3. Marga, el otro día me acordé de ti. ¡Tenían tu curry en la sección internacional de Carrefour! :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...