jueves, 24 de enero de 2013

Rollitos frescos tailandeses




Estos rollitos frescos son típicos de la comida tailandesa y vietnamita. Reciben el nombre de rollitos de verano. A diferencia de los rollitos de primavera, se comen fríos y no se fríen. Se pueden tomar como aperitivo o como plato principal. Se pueden hacer con distintos rellenos, habiendo incluso una versión solo vegetariana, pero los más típicos son de gambas o langostinos.
La primera vez que comí rollitos frescos de gambas fue hace tres años en un restaurante vietnamita, Pho Bac, en Elmhurst, un barrio de Nueva York. Christine y Denise me llevaron a comer una sopa vietnamita a las 5 de la tarde. No os imagináis como era aquella sopa: inmensa. Las raciones individuales eran como ensaladeras grandes llena de sopa. La sopa en cuestión era de tendones de
vaca y, aunque parezca un poco rara, era exquisita.

29. Pho Tai Nam Gan Sach (Combination rice noodles, beef soup with rare beef, navel, tendon and omosa.)
Yo no tenía nada de hambre, pues había comido a la una. Así que pregunte si no había nada ligero que pudiese comer y me sugirieron los rollitos de verano. Había dos versiones, una de gambas y cerdo y otra vegetariana con tofu. Opte por los de gambas y cerdo ¡Qué cosa más rica! Lamenté no tener hambre para haberlos disfrutado más.
4. Goi Cuon……….……………..3.95
Summer Rolls - refreshing rolls wrapped in rice paper w. cooked shrimp, slices of cooked pork, lettuces, mint leaves, & rice noodles served with peanut sauce.

5. Goi Cuon Chay……….……………..3.95
Vegetarian Rolls - refreshing rolls wrapped in rice paper with fried tofu, lettuces, mint leaves, and rice noodles served with delicious peanut sauce.

No los volví a comer hasta hace unos meses.
Hay un restaurante tailandés que me encanta, el Ruen Thai, en el Hotel Puerto Palace del Puerto de la Cruz (Tenerife). A primera vista parece un chino corriente, por la decoración, pero nada que ver. El servicio es muy bueno, es luminoso, servilletas y manteles de tela, te cambian los platos,… y, lo más importante, la comida es exquisita. He estado en muchos tailandeses en España y otros países y este es, con mucho, mi favorito. Además, está muy bien de precio. Nunca hemos pedido un plato que no nos haya gustado y sorprendido, pero hay unos que nos gustan tanto, que siempre los pedimos (rollitos de soja, pinchos de pollo satay, ensalada de pato, pollo con anacardos, curry verde o rojo,…). Un día tenía poca hambre y le pedí a la camarera que me sugiriese algo ligero. Me preguntó si conocía los rollitos frescos, le dije que no y me dijo que era un plato que gustaba mucho. Los pedí y vaya alegría me lleve, cuando me trajeron unos rollitos casi iguales a los que tanto me habían gustado en Nueva York. Desde entonces los pido siempre. La última vez los estuve diseccionando y, tras unas cuantas búsquedas en internet e incursiones en mi supermercado indio favorito, los he reproducido, creo que con bastante buen resultado.
Aquí os dejo la receta, que espero que os guste tanto como a mí. Es un plato bastante fácil de hacer, muy resultón si tenéis invitado y que se puede hacer con niños, se divierten mucho y no hay peligro porque es todo en frío.
Con los ingredientes no os obsesionéis. Se pueden variar, así que si no tenéis algo lo podéis omitir o sustituir por otra cosa. A mí me gusta mucho con la salsa de chili dulce, pero, si no la tenéis, podéis sustituirla por salsa de soja, salsa agridulce, alguna salsa picante o salsa de cacahuete.

Ingredientes:
1 o 2 paquetes de obleas de arroz (Se necesitan 2 o 3 por persona. En el paquete ponía que venían de 7 a 9 obleas por paquete, pero en el mío venían 14. Yo use de la marca “Blue Dragon”, Rice Flour Pancakes. Los compré en El Corte Inglés. También los he visto en Makro y en Alcampo.)



Un paquete de Fideos de soja (Yo compré Vermicelles de Soja de la marca “Suzi Wan”, en El Corté Inglés. También los he visto en Makro y Alcampo.)


Langostinos cocidos  (o tofu si queremos hacer la versión vegetariana)(1 o 2 langostinos por rollito que vayamos a hacer)
1 o 2 pepinos
Unas hojas de lechuga (que sean lo más lisas posibles, que no sean ni cogollos, ni lechuga rizada)
Unas ramitas de cilantro
Unas ramitas de menta (o hierbabuena o albahaca)
Un bote de zanahoria rallada (o zanahoria rallada fresca)
Un bote de brotes de soja (o brotes de soja frescos) (opcional)
Un bote de cebolla frita crujiente (opcional) (Yo compré la de marca “Hacendado”, de Mercadona)
40 g. aproximadamente de cacahuetes salados
Salsa dulce de chili (o salsa de soja, salsa agridulce, alguna salsa picante o salsa de cacahuete) (Yo use la salsa dulce de chili de la marca "Blue Dragon", que es riquísima y la podréis usar como condimento un montón de platos. En Alcampo he visto que tienen otras marcas, que seguro que están también muy buenas. También la podéis hacer en casa, es muy fácil, no tiene nignún ingrediente raro y sale muy bien http://elfestindemarga.blogspot.com.es/2013/01/salsa-dulce-de-chili-para-rollitos.html?spref=fb)




A la hora de hacer esta receta, es importante organizar bien todos los ingredientes y tenerlos preparados en platitos de antemano, así resulta mucho más sencillo, casi un juego.






Primero cocemos los fideos de soja. Para ello, ponemos abundante agua con sal a hervir. Cuando hierve, echamos los fideos, tapamos, apagamos el fuego y los dejamos reposar 4 minutos.





Aclaramos con agua fría hasta que estén completamente fríos. Los reservamos. Se pueden cocer incluso varias horas antes. Si están pegajosos cuando vayamos a cocinar, los volvemos a aclarar en un poco de agua fría. Los paquetes de fideos son normalmente de 100 g. Necesitamos pocos, así que con un cuarto de paquete (25 g.) tendríamos de sobra.






Pelamos los langostinos cocidos que necesitemos (1 o 2 por rollito) y los partimos al medio longitudinalmente.




Picamos los cacahuetes, pero que queden trocitos pequeños, no polvo. Yo lo hice con la TMX, pero se puede usar cualquier picador.

Pelamos el pepino y cortamos tiras a lo largo, en forma de gajos triangulares.



Lavamos unas hojas de lechuga y las secamos bien.
Lavamos unas ramitas de cilantro y las secamos bien.
Lavamos unas ramitas de menta (o hierbabuena o albahaca) y secamos bien.
Escurrimos un poco de zanahoria rallada (o rallamos la fresca).
Escurrimos unos brotes de seca (o lavamos los frescos).




Ponemos en un plato las obleas que necesitemos.
Llenamos un plato o recipiente hondo (donde quepa bien la oblea) con agua caliente (que no queme mucho, que podamos meter los dedos).
Ponemos en la mesa un paño blando para preparar las obleas encima. Es mejor que sea de tela que de toalla.
Cogemos un plato grande o fuente para ir colocando los rollitos.




Vamos a empezar a montar los rollitos. Para ello, cogemos una oblea y la sumergimos 10 segundos en el agua caliente. En las instrucciones pone más tiempo, pero 10 segundos es suficiente y, si lo dejamos más, se nos va a poner muy pegajoso e inmanejable.



Ponemos la oblea bien extendida sobre el paño blanco. Vamos a ir colocando los ingredientes en orden (el orden es importante para que queden bonitos). Ponemos poca cantidad de todos, para poder cerrar bien el rollito.



Ponemos un par de trocitos pequeños de lechuga, en el medio de la oblea y que quede lateralmente un par de centímetros hasta cada borde, para poder cerrar después el rollito.



Ponemos dos hojitas de cilantro y dos de menta sobre la lechuga.



Medimos dos trozos de pepino para poner encima de la lechuga, los cortamos y los ponemos.



Ponemos unos pocos fideos cocidos al lado del pepino.



Ponemos un poco de zanahoria sobre los fideos.



Ponemos unos brotes de soja sobre la zanahoria.



Colocamos dos o tres mitades de langostino (o dos o tres láminas de tofu) sobre los brotes de soja.




Ahora tenemos que cerrar el rollito. Para ello, cogemos uno de los lados vacíos de la oblea y lo ponemos sobre los ingredientes. Doblamos sobre eso los dos lados en los que dejamos 2 cm libres. 




Cerramos el rollito, enrollándolo con la mano sobre el lado que queda vacío. Es importante hacerlo así, queda mejor que trayendo el lado de la oblea para poner encima. Os vais a quedar impresionados de lo bien que queda y que se pega. El primero a lo mejor no queda muy bien, porque no calculáis bien la cantidad de ingredientes, pero el segundo ya quedará perfecto.





Colocamos el rollito terminado sobre el plato o fuente, con los langostinos para arriba. Podéis ver en la foto que algunos llevan tres mitades de langostinos.



Se pueden servir ya en esa fuente, echándole por encima los cacahuetes picados y la cebolla frita crujiente (opcional). Se puede echar la salsa por encima, o servir aparte en una salsera pequeña. Se puede decorar con una rama de alguna de las hierbas aromáticas que hemos utilizado.



Otra manera de servirlo, en platos individuales, es cortar los rollitos (a los que les habremos puesto tres mitades de langostinos, no dos) en tres trozos, colocar los trozos sobre un plato en posición vertical. Los trozos que tengan una parte de oblea cerrada, la colocamos para abajo. Ponemos 2 o 3 rollitos partidos en cada plato.




Encima de los trozos ponemos medio langostino (o una lámina de tofu),



echamos cacahuete y cebolla.  Los acompañamos de una salserita o cuchara china con la salsa elegida.



Aunque las explicaciones parecen laboriosas, son muy fáciles de hacer y vuestros comensales se van a quedar impresionados.


8 comentarios:

  1. Impresionada me he quedado yo. ¡Qué bárbaro! Esto está cogiendo un nivel... Y yo siempre lo leo antes de comer, cenar o lo que me toque. Son espectaculares y los fotos y el paso a paso no pueden ser mejores.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu trabajo, me encanta la comida thai.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme. Te recomiendo esta receta. Es tan fácil y queda tan bien y tan rica!!!

      Eliminar
  3. Qué ricos! Lo único que yo he dejado la oblea mas de 10 segundos en agua, me quedaba mas pegajosa y eso me ayudaba a hacer el rollito mejor.Los últimos los terminé metiendo surimi porque se me terminaron los langostinos y están también buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno tiene que encontrar su ritmo. Yo los dejo incluso menos, para que no se me queden pegajosos. Tengo ganas de volver a hacerlos.

      Un beso

      Eliminar
  4. Qué buena pinta! ¿Se pueden dejar hechos y comerlos al de dos o tres horas? Muchas gracias! Maritxu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no hay problema. La única cosa es que si hace calor, mejor consérvalos en la nevera (por los langostinos). Se mantienen bien, no se secan ni nada. Yo los he comido incluso al día siguiente y estaban buenos.

      Ya me contarás.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...