lunes, 23 de septiembre de 2013

Tempura de calabacín y pepino amargo





Hacía tiempo que tenía ganas de preparar un plato de tempura. Me gusta la sencillez de este plato, verduras cortadas en tiras o rebanadas finas, con un rebozado crujiente y fritas. El origen de este plato es japonés, aunque hay quien afirma que fue llevado a Japón por los portugueses.

Hay distintas maneras de prepararla. Unas llevan fécula de maíz (maizena), otras harina de trigo, otras una mezcla de las dos. Unas llevan huevo, otras la yema, otras la clara, otras ninguna. Unas agua con gas, otras sin gas. Unas sal, otras no. Unas levadura, otras no. Yo he probado varias combinaciones y todas salen bastante bien, pero os aseguro que esta receta es la mejor que conozco. Y, además, la que lleva ingredientes más simples. Lo único un poco exótico es que le he puesto aceite de sésamo, pero lo podéis sustituir por vuestro aceite habitual.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Tallarines con hojas de moringa





Hay una frutería en el sur de Tenerife que, cada vez que voy, me encuentro con verduras desconocidas para mí. Algunas veces son verduras de las que había hablar o que había probado en algún restaurante, pero que nunca había visto a la venta. Pero otras, son verduras que no sabía ni que existían. Esto último es lo que me pasó esta vez. Así que volví a casa con ocra, pepino (o melón) amargo y moringa.

Desde la misma frutería, miré con el móvil en internet. Vi que había bastantes recetas con estas verduras, así que no lo dude. Pensé que al volver a casa buscaría cómo hacerlas. 

Iba con una amiga. Después de la frutería nos fuimos a comer a un restaurante libanés, con vistas a la playa, donde estuvimos de maravilla y tomamos unos platos muy ricos. Allí intentamos recordar los nombres de las verduras y, a las dos, se nos habían olvidado completamente. Así que lo complicado ha sido volver a averiguar los nombres, dado que no me aparecían en las búsquedas del móvil. Toda una odisea. 

sábado, 21 de septiembre de 2013

Sopa china de fideos con jamón york y maíz





Yo no soy muy de sopas, pero hay días en los que a todos nos apetece cenar una sopita. Cuando ese es el día, esta es la sopa. Además se hace rapidísimo. Y los ingredientes los podéis tener en la despensa para cuando os dé el capricho.

Ensalada tibia de melón con albahaca roja y pistachos





Ayer leí en el New York Times un artículo de Mark Bittman explicando su dieta “Vegan before 6” (Vegano hasta las 6). Para acompañar el artículo daba cinco recetas de platos veganos con los que empezar esta dieta. Había una de melón gratinado con vinagre balsámico y piñones que me encantó desde el primer momento. Era un postre. 

Esta mañana estaba trabajando y sólo podía pensar el melón gratinado. Decidí que, al llegar a casa, lo iba a hacer. Tenía un melón gala maduro que me iba perfecto. A mí el melón me gusta mucho. Cuando era pequeña, comíamos mucho melón con jamón. Después el plato pasó de moda y casi no se come. Cuando me lo sirven en algún sitio, siempre me llevo una sorpresa agradable.

Pues volviendo a casa y pensando en el melón, en el melón con jamón que comí este verano en la Aldea del Pinar, en el melón con piñones de la receta de Bittman, los piñones me recordaron al pesto. Sabéis que el pesto se hace con piñones y albahaca. Casualmente tenía en casa un ramillete de albahaca roja, que había comprado ayer no sabía bien para qué. Nunca la había visto antes. También tenía una lechuga lollo rosso. La lechuga lollo rosso es una variedad italiana, con tonos rojos, rosas y morados y un poco amarga. Pensé que la combinación de la lechuga con la albahaca, todo en tonos rojos, podría quedar preciosa, además de muy rica. Y así fue como decidí convertir el melón gratinado en una ensalada tibia. Y el planeado postre, en un plato principal.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Lazos veganos con coco, pasas, frutos secos y canela





Estoy entusiasmada con la cocina vegana. A mí, que siempre me ha gustado experimentar con las recetas, me da ocasión de probar nuevas combinaciones. Además, sé que preparo unos dulces muy sanos.

Ya os conté, en la receta de los mini muffins veganos de chocolate, lo que me gustó el libro de Chloe Coscarelli, Chloe´s kitchen. Dan ganas de ponerse a hacer todas sus recetas. Hace tiempo que había hecho unas caracolas de canela y frutas pasas (Cinnamon rolls) y quería hacer la versión vegana, así que acudí al libro de Chloe. Allí hay una receta muy apetecible. Lo que pasa es que usa azucares y harinas refinados. A mí no me gusta usarlos en los dulces veganos. En ese sentido, soy bastante fundamentalista. Así que los cambié por espelta integral, harina y leche de coco y agave. En fin, no sé si el resultado tiene mucho que ver con el de Chloe, pero está fantástico. Además, a mitad de camino, decidí que no iba a hacer caracolas sino lazos.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Estofado de ternera “con un toque oriental”





Había comprado unos filetes de ternera lechal para cenar, pero en casa llevamos varios días con ganas de comida china. Me decían que hiciera la ternera con pimientos "al estilo oriental", que tanto les gusta, pero yo tenía ganas de algo nuevo. Hace dos días, como volvimos de viaje y no teníamos ingredientes, la hicimos con una lata de jamón york en lugar de la ternera.

Después de mirar varias revistas sin encontrar inspiración, decidí darme una vuelta por algunos mis blogs favoritos: David Lebovitz, Nigella Lawson, Smitten Kitchen, BBC GoodFood y Eat, little bird. Fue en este último donde apareció lo que estaba buscando, una carne guisada china con zanahorias. Le hice unos pequeños cambios y aquí está. Nos encantó a todos.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Gazpacho de zanahoria





Esta semana estuve en Madrid en un congreso en Puerta de Toledo. Buscaba un sitio para comer por allí cerca y encontré un restaurante estupendo, con un menú muy baratito y un toque creativo en su cocina. Se llamaba Tomate & Bogavante. Me gustó tanto que les hice una reseña en tripadvisor. Al mediodía en el menú tomamos un gazpacho de zanahoria que estaba riquísimo. De vuelta a casa, decidí elaborar yo uno. 

martes, 10 de septiembre de 2013

Pasta fresca integral (Tallarines en máquina de pasta o a mano)





Hacía mucho tiempo que no hacía pasta fresca. Ya sabéis, por aquello de los hidratos de carbono y el engorde. Pero ahora que quiero reducir el consumo de carnes y grasas animales, me pareció que era el momento perfecto para volver a hacerla. Además, tenía una razón muy poderosa. Este verano estuve en Atenas. Me pareció una ciudad preciosa y su comida increíble. La fruta sabía a fruta, los tomates a tomates. Parece una obviedad, pero eso es algo que ya resulta difícil de encontrar. Volví cargada de aceitunas, aceite, barritas de sésamo y las frutas confitadas que usé para decorar la tarta de almendra y el "clafoutis" de nectarinas. Pero también me traje un pequeño busto de Aristóteles y un objeto un tanto inesperado, un utensilio para dejar secar la pasta.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Galletitas francesas de chocolate y Oreo (prácticamente veganas)





Buscaba un postre de chocolate. Sí, otro postre de chocolate. Miro las últimas entradas y me da vergüenza, pero ya os he confesado que soy adicta. Y creo que el resto de la familia también.

No sabía si hacer una mousse, una tarta, un bizcocho,… Quería variar un poco de las cosas que había hecho últimamente. Me metí en el blog de David Lebovitz buscando inspiración. Encontré unas galletas de chocolate que me conquistaron. Él las sacó, a  su vez, del libro de cocina de Clotilde Dusoulier, una joven bloguera francesa, titulado “Chocolate and Zucchini: Daily Adventures in a Parisian Kitchen”. Podéis ver la receta en los blogs de ambos: aquí la de David Lebovitz y aquí la de Clotilde Dusoulier.

Mousse de chocolate blanco





Esta receta es una variación de la mousse de chocolate que utilizo en la tarta para chocolate adictos

Tengo un sobrino al que le encanta el chocolate blanco. Pensé que una mousse hecha con este chocolate le encantaría. Así fue. He tenido que hacersela dos veces en la misma semana. 

En principio, no pensaba colgar la receta. Como el resultado fue tan bueno, aquí está. Espero que la disfrutéis tanto como él. Creo que se va a convertir en un clásico de la familia.

Bizcocho de chocolate “cinco cuartos” (sin lácteos)





Estábamos pasando unos días en una casa que tenemos en Burgos. Allí no tengo apenas utensilios de cocina. Solamente lo básico. A mi hijo le entró el capricho de un bizcocho de chocolate. Dijo que quería un bizcocho normal, esponjoso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...