domingo, 27 de octubre de 2013

Decoraciones de galletas de Halloween con glasa (para niños)





Ayer fue un día muy especial. Vinieron dos amigas seguidoras del Festín, con sus hijos y algunos sobrinos, a decorar galletas de Halloween. Estuvimos hasta la noche y decoramos docenas y docenas de galletas. Lo pasamos genial. Es increíble lo creativos que pueden ser los niños con una manga pastelera de glasa en las manos.

Yo, animada por el ambiente, también hice unas galletas más divertidas, casi naif, que las que preparé el otro día de fondant blanca y glasa negra. Tienen muchos fallos, porque, con 7 personas haciendo galletas en la misma mesa y compartiendo las mangas con glasa, no estaba la cosa como para pararse mucho en los detalles. Pero me encanta el resultado. Como podéis imaginar no hice fotos del paso a paso, pero os voy a explicar cómo las realicé. 

sábado, 26 de octubre de 2013

Bizcocho “comida de ángeles” de chocolate (Angel food chocolate cake)





Lo mío con los moldes no es normal. Creo que un día nos van a echar de casa, a mis moldes y a mí. Esta semana vi un bizcochón  espectacular en el blog de Uno de dos. Es un bizcocho tradicional gallego que nunca he hecho y me entraron unas ganas tremendas de probar la receta. El problema es que no tengo el molde característico. Pensaba comprarlo la próxima vez que fuera a Galicia. Pero hoy he pasado por London, una tienda de Santa Cruz donde compro muchos de mis utensilios, buscando otra cosa y he visto un molde de “angel food cake”. Pensé que sería perfecto para hacer el bizcochón y lo compré. La idea era hacerlo este fin de semana, para merendar con las amigas que van a venir a decorar galletas.

Siempre tengo un bizcocho de chocolate. Es para mi hijo, al que le gusta tomar un trocito en el desayuno. Esta mañana se le había acabado y fui a la cocina a hacerle uno. Pero, una vez allí, vi el molde nuevo todavía sin guardar. No me pude resistir, decidí hacer un “angel food cake” de chocolate. Sabía que tenía la receta en el libro de cocina norteamericana que me regaló mi madre (después de ponerme muy pesada). Ya os hablé de él en la receta de mini apple pies. Lo recordaba perfectamente, porque era una de las pocas fotos que había en el libro y siempre me fascino. Un bizcocho tan blanquito con una cobertura rosa era algo que yo nunca había visto. Muchas veces había pensado en hacerlo, pero no sé bien por qué nunca lo hice. Así que ya era hora. En el propio libro había una versión de chocolate.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Galletas de Halloween decoradas con fondant blanca y glasa negra





He de deciros que, cuando veía Halloween muy lejos, me daba pereza pensar en preparar galletas. Pero, así que se fue aproximando, me entró el cosquilleo. No se me iban de la cabeza. El caso es que no quería hacer las típicas galletas de Halloween, con fantasmas, brujas y calabazas. Eso ya lo había hecho otros años y pensaba que ese festín merecía alguna novedad. 

De hecho, mis primeras galletas decoradas fueron unas galletas de Halloween. Creo que ya os conté que fue una pesadilla, porque mi amiga Esther y yo no sabíamos todo el trabajo que llevan y, en un mismo día, hicimos la masa, las galletas, las glasas y las decoramos. Acabamos agotadas. El resultado no fue del todo malo, me parece, para ser nuestras primeras galletas. No teníamos cortadores con formas típicas de Halloween, así que hicimos círculos, corazones y ositos. Creo recordar que también algún muñeco de jengibre, pero no ha quedado documento gráfico...

domingo, 20 de octubre de 2013

Queso “tipo ricotta” casero





No sé si habéis tomado alguna vez queso fresco recién hecho. Yo lo comía habitualmente cuando era pequeña. No es que lo hiciésemos en casa, pero en Galicia lo vendían en las ferias. Bueno, todavía lo venden. De hecho, cuando estoy allí, lo compro algunos sábados en el feirón de Sada. Antes lo comprábamos en la feria de Betanzos. Pero solo me gusta cuando está hecho el día anterior. Si pasan dos o tres días, va cogiendo un regusto ácido. 

Yo, que era una de esas niñas que no comen casi nada, era capaz de comerme un queso grande casi entero. Lo mismo me ha pasado con estos quesitos ricotta. El queso ricotta es típico de Italia. Algunos traducen su nombre por requesón, pero yo lo veo muy distinto en textura y sabor. Al menos, distinto al requesón que yo conozco. Hice tres quesos pequeños y prácticamente me los comí de una sentada, así que va a pasar algún tiempo hasta que los vuelva a hacer.

Napolitanas de chocolate "express"





Hace un par de semanas hice para merendar unas napolitanas de chocolate. Tenía en casa una lámina de hojaldre fresco y chocolate tipo postres, así que solo me llevo 10 minutos de preparación y 20 de horneado. Lo comenté en la página de Facebook de El festín de Marga y puse las fotos del paso a paso. Me pareció que no hacía falta explicar el procedimiento por lo sencillo.

No pensaba poner la receta en el blog, pero, como me la habéis pedido, aquí está. Ya sabéis, cuando queráis una merienda rica y tengáis poco tiempo o pocas ganas de liaros mucho en la cocina, esta es la receta perfecta.

lunes, 14 de octubre de 2013

Torta de caracolas de salami y queso





Ya publiqué en junio una entrada de caracolas de bollería. Eran caracolas dulces rellenas de canela y frutas pasas. Las preparé en tamaño pequeño individual. Con una técnica similar prepare los lazos veganos con coco, pasas, frutos secos y canela. Pero me faltaba por publicar una receta de caracolas saladas. En este caso la masa de brioche que uso es la que viene en el recetario de la Thermomix, aunque yo la preparé con la máquina de pan. Se puede amasar también a mano. No entraña ninguna dificultad.

Tengo ganas de hacerlas un día rellenas de sobrasada, como las que preparó Mª José en directo al paladar, pero esta vez las hice de salami y queso. Mi hijo llevaba casi un año pidiéndomelas. En casa no solemos comer salami. Solía hacer las caracolas de jamón york y queso. Un día no teníamos y encontré un paquete de salami perdido en la nevera. Se lo puse y desde entonces es nuestro sabor favorito para estos bollos. Esta vez decidí juntar las caracolas en forma de torta, en lugar de individuales. En parte por estrenar un molde redondo grande, que acababa de comprar, y en parte por tener una foto diferente. El resultado fue espectacular. Mira que las he hecho muchas veces, pero cuando las saqué del horno me impresionaron.

domingo, 13 de octubre de 2013

Castañas cocidas con anís







Si hay un sabor que me devuelve a mi infancia es el de las castañas cocidas. Cuando llegaba el otoño y los castaños gallegos se llenaban de erizos, estaba deseando comerlas. Mi madre cocía las castañas con anís y nébeda. Toda la casa se llenaba de ese olor y, aunque habitualmente se toman frías, no era capaz de esperar y me tomaba ya algunas calientes. Todavía lo hago. Bueno, ahora no me tomo solo algunas. A veces las acabo todas antes de que enfríen. Claro que no hago tanta cantidad como hacía mi madre. Por dos razones. La primera es que no quiero empacharme. Empiezo a comer y no soy capaz de parar. La segunda es que es un rollo pelarlas. Por eso, cuando era pequeña y veía a alguien pelándolas en casa me llevaba una alegría.

sábado, 12 de octubre de 2013

Chips de batata picantes





De repente, he empezado a encontrar por muchos sitios chips de tubérculos, como la batata y la remolacha. La primera vez fue un avión. En la carta menú vi unos chips de vegetales, de una marca chilena que se llama Tika. Los probé y me encantaron. Eran de patata, batata y remolacha.

También los compré, de otra marca, en una tienda de frutos secos cerca del parque del Retiro, en Madrid. Cogí un paquete variado y otro solo de remolacha. Y en esta moda de los chips, también entran las frutas. Por ejemplo, tengo chips de plátanos fritos en aceite de oliva.

Hummus de guisantes





Aunque, como os explicaba en su receta, el hummus está hecho con garbanzos cocidos, últimamente me he encontrado con muchos platos a los que llaman hummus y no tienen garbanzos.  Incluso me compré un libro de recetas de hummus. Esta es una generalización del término. Ahora se utiliza para denominar cualquier crema de verdura, con aceite y frutos secos, que se toma untada sobre pan (especialmente pan de pita arabe). También al baba ganoush lo llaman hummus de berenjenas.

viernes, 11 de octubre de 2013

Lechazo con guindillas (receta india)







He estado dudando si poner esta receta. La hice la semana pasada, pero, como he estado poniendo (y comiendo) tantas recetas veganas, no me gustaba ver las fotos de la carne. Al final, he decidido que sí. Básicamente porque este blog es de cocina y me gusta mostrar todo tipo de platos. Bueno, todo tipo de platos de los que comemos en casa. Es casi como un diario. No preparo nada específicamente para el blog. Por eso veis que el contenido del blog varía por temporadas. Cuando quiero hacer dieta hay más platos de proteínas, cuando ando golosa abundan los dulces, cuando tenemos una fiesta preparo tartas, cuando compro muchas especias platos asiáticos,… 

domingo, 6 de octubre de 2013

“Maltallats” de maíz y almendras (con espelta y sirope de agave)





Desde que era muy joven, guardo recetas. Cuando veo alguna interesante en una revista o periódico, la recorto con la intención de hacerla pronto. Normalmente, quedan perdidas en el bolso o caen en el olvido. Ahora, las que encuentro en la web las coloco en favoritos o me las mando a mí misma por correo electrónico. Si es en el Kindle, marco la página. Hace dos años vi una que me llamó la atención en la revista Living, de Martha Stewart. De vez en cuando me acordaba de ella. Y ayer, decidí que había llegado el momento de hacerla. Después de haberla guardado durante todo este tiempo, ayer se me mojó y por poco me quedo sin ella.

viernes, 4 de octubre de 2013

Tortitas de chocolate con crema de plátano (sin lácteos)





No tengo palabras para describir estas tortitas. Me encanta el chocolate, me encantan los plátanos y me encantan las tortitas, así que la mezcla… Imaginaros. Indescriptible…

Nunca había tomado tortitas de chocolate. Hoy venía un amigo de mi hijo a merendar y pensé que iba a hacer tortitas. Y, de repente, se me ocurrió: ¡tortitas de chocolate! Miré en la web y encontré varias recetas con una pinta muy apetecible. Elegí ésta de un blog que no conocía y que tiene unas recetas muy buenas. Cambié unos cuantos ingredientes para que fuese sin lácteos. También añadí más azúcar.

Lo de la crema de plátano surgió sobre la marcha. Pensé que estarían ricas con nata y unos trocitos de plátano. Había comprado nata vegetal y me dispuse a montarla con un poco de azúcar y vainilla. Pero, contra lo que me habían dicho, no se montó. Así que decidí que, para espesarla, la batiría con el plátano. La crema de plátano quedó absolutamente deliciosa. Y ya os podéis imaginar la combinación con el chocolate.

jueves, 3 de octubre de 2013

Okra y maíz al estilo de Nueva Orleans (Chimbombo guisado)





Me encanta el maíz en todas sus formas. Mi dulce favorito es la torta de maíz, que todavía no os he puesto. Estoy esperando el momento. Pensé que iba a ser este verano, pero al final no pudo ser.

Tengo la suerte de que en Tenerife, donde vivo, es habitual comerlo en mazorcas. Aquí se llaman “piñas de millo”. Uno de los platos más típicos es la piña con costillas  (de cerdo). A la otra piña, la fruta, se la conoce como “piña tropical”.

martes, 1 de octubre de 2013

Mezcla de especias “creole” (o cocina criolla de Luisiana)






La cocina creole (o cocina criolla de Luisiana) es muy típica de Nueva Orleans. Tiene influencia española, francesa, italiana, portuguesa, africana y nativo americana. He leído que también tiene influencia de la cocina canaria y que de esa cocina, de la española y de la italiana, viene el uso abundante de guindillas y pimientas picantes. En todo caso, surge de la adaptación de los platos europeos a los productos locales.

Yo nunca he estado en Nueva Orleans, aunque ganas no me faltan. He viajado bastante por Estados Unidos. Me encantan esas carreteras tan largas e ir pasando de un estado a otro viendo los cambios. Miro el mapa y veo que he estado en toda la costa este, de Florida a Maine. También en bastante de la costa oeste. Pero no conozco nada de lo estados centrales del sur, ni de su comida.

Bizcocho de chocolate con aceite y vinagre (facilísimo, riquísimo y vegano)





No sabía si poner esta receta en el blog. Básicamente por dos razones. La primera es que es una receta practicamente igual a la de los mini muffins veganos de chocolate. La segunda es que vais a pensar que estoy obsesionada con el libro de cocina de Chloe Coscarelli. La verdad es que sí, estoy un poco obsesionada. Todas las recetas que he probado de Chloe´s Kitchen me encantan. Independientemente de que sean veganas. Ya os he dicho que lo único que no me gusta es que utiliza muchas veces harina y azúcar refinado. En esta receta los sustituí por harina integral y azúcar moreno.

La receta de este bizcocho la hice por primera vez hace tres semanas y, desde entonces, ya la he repetido unas cuantas veces. Se ha convertido en el dulce preferido de mi hijo (y de sus amigos). Creo que también en el mío. Cuando lo preparo para él, no puedo resistirme y siempre como un trocito (o dos). Además, es tan fácil que parece casi increíble. No uso ni la amasadora. Solo dos boles y una espátula.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...