sábado, 18 de enero de 2014

Seitán casero






Llevo una temporadita desaparecida. De hecho, desde que empecé con el blog, nunca había estado tanto tiempo sin publicar una entrada. Las causas fueron un catarrazo y demasiado trabajo. Pero ya estoy aquí otra vez. Para empezar, seitán, una receta vegana y llenita de proteínas. Nunca lo había hecho en casa y me ha resultado facilísimo. Creo que no lo volveré a comprar preparado nunca más. 

El seitán es un alimento elaborado con gluten de trigo. Tiene un alto contenido en proteínas y una textura parecida a la carne, por lo que se le suele llamar “carne vegetal”. La palabra seitán viene del nombre japonés para la proteína vegetal, shokubutsusei tanpaku. A diferencia de la carne, no tiene colesterol y es bajo en calorías.

Hasta hace muy poco tiempo era prácticamente desconocida en España. Ahora, en cambio, se puede encontrar en muchos herbolarios, supermercados gourmet y tiendas especializadas. En esos mismos sitios se puede comprar el gluten de trigo, necesario para su elaboración. 

Al seitán se le puede dar muchos usos y puede sustituir a la carne en muchos platos. A mí me gusta simplemente a la plancha, pero, ahora que lo sé hacer casero, experimentaré nuevas recetas.

He visto muchos sitios donde explicaban cómo hacerlo. El procedimiento es, prácticamente, siempre el mismo, pues es algo muy simple. Yo seguí básicamente la del libro “Chloe´s Kitchen”, del que ya os he hablado otras veces. De Chloe Coscarelli he tomado algunas de mis recetas veganas, como los mini muffins de chocolate veganos o el bizcocho de chocolate con aceite y vinagre.

Con las medidas que os doy, salen cuatro piezas de seitán. Yo me he comido casi una entera directamente, nada más hacerla. Bueno, mi hijo me ayudó, que también le encanta. Con las tres que quedan, espero hacer algún nuevo plato, seguramente del libro de Chloe. Ya os contaré.



Ingredientes:
300 g de gluten de trigo
1/2 litro de agua
2 litros de caldo vegetal
½ taza de salsa de soja
2 o 3 tiras de alga kombu (opcional)




En un bol, mezclamos el gluten con el agua. Amasamos unos 5 minutos, hasta que quede una masa elástica. Yo lo hice en amasadora, pero se puede hacer perfectamente a mano. Cortamos en cuatro trozos.














Ponemos a hervir el caldo vegetal con la salsa de soja y las algas. La cazuela debe de ser grande porque el setián dobla su volumen. Cuando hierve, echamos los trozos de seitán. Tapamos y ponemos el fuego al mínimo. Dejamos hacer 30 minutos. 












Pasado ese tiempo, damos la vuelta y dejamos hacer tapado otros 30 minutos. Apagamos y destapamos. Dejamos en la cazuela hasta que enfríe. 




Ya está listo para ser usado o para comer directamente. Podéis guardarlo con el caldo en un bote hermético en la nevera tres días. También se puede congelar envuelto en papel film.










4 comentarios:

  1. Qué interesante. Me gusta porque son proteínas más sanas que la carne. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pues no sabía de que estaba hecho el Seitán, mira tu que fácil. Habrá que hacerlo.

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Perdona que te haga una pregunta, ¿No te ha resultado muy duro y elástico? Yo la primera vez que lo hice utilicé sólo gluten y no me gustó mucho, pero si le añades pan rallado (yo pongo 10 cucharadas por cada 2 tazas de gluten) mejora un montón. Por cierto el ajo cumple la misma función que el alga kombu. Un saludo y felicidades por las recetas, están muy bien!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...