jueves, 22 de septiembre de 2016

Mis heladerías de Barcelona







Voy con un poco de retraso, así que, ahora que empieza el otoño, os dejo una selección de heladerías de Barcelona. De todos modos, no es como antes y los helados se toman todo el año.

Cuando publiqué la entrada de tapeo en Barcelona, decía que me encantaría volver al Roca Bar a probar un helado del Rocambolesc. Pues fue dicho y hecho. Al día siguiente estaba allí para comer el que yo imaginaba como un maravilloso helado. Había visto al pequeño de los Roca preparandolos en televisión y me habían resultado muy apetitosos.

Me ofrecieron tres opciones y elegí el que se llamaba "Cinco elementos verdes con pistacho, té verde y azúcar de menta". Me llevé una decepción tremenda. El helado era bastante insípido y nada espectacular. ¿Podéis ver los cinco elementos verdes en algún sitio? Yo no, la verdad. Me lo había imaginado, no sé bien por qué, rodeado de una nube de algodón, sería por aquello del azúcar de menta. Para nada. El azúcar de menta creo que era unos trozos de azúcar duro que llevaba por encima (aunque a mí no me sabían a menta). Era muy simplón, tres "quenelles" iguales, nada cremosas y de un sabor que no lograba identificar (pero que lamentablemente me recordaba a la compota de los hospitales). Todo ello al "módico" precio de ocho euros. ¿Qué voy a deciros? Me sentí estafada.






Con esta decepción se activó como un interruptor en mi interior, el de la devoradora de helados. Siempre me han encantado los helados, pero en los últimos años casi no he comido (por aquello de la dieta y el engorde). Alejada de Tenerife y de mi nutricionista, decidí buscar el mejor helado de Barcelona. Prácticamente todos los días que pasé allí este verano, sustituí la cena por una tarrina medina de helado.

No puedo decidir cuál es el mejor helado, porque he encontrado un montón de helados buenísimos. Vamos, mucho mejores que los que yo tomaba antes. Además, como los probaba en días diferentes (y sabores diferentes) no puedo hacer una comparación directa. Me tendría que fiar de mis, muchas veces engañosos, recuerdos gustativos.

Aún así, me he dado cuenta de unas cuantas cosas:
1. Me gustan los helados muy cremosos.
2. Me gustan los helados muy dulces.
3. No me gustan mucho los helados de frutas (exceptuando los de higos).
4. Me encantan los helados de un sabor lácteo.
5. Aunque soy adicta al chocolate, no me suelen apetecer los helados de chocolate.

Por eso, en casi todas partes pedía helados de yogur, dulce de leche, leche merengada, turrón, mascarpone o higos. Ese tipo de sabores son los que voy a valorar. De mango, piña o pistacho no tomé ninguno.

En seguida me di cuenta de que los helados italianos son mucho más cremosos que los de Valencia/Alicante. Sintiéndolo mucho, me han gustado en general mucho más los italianos que los nacionales. Por si eso fuera poco, suelen llenar más las tarrinas. Eso que los de Levante tienen unos sabores y textura que me traen recuerdos agradables. Pero la realidad es que el presente supera muchas veces los recuerdos, por muy agradables que estos sean. 

Por cierto, cuando iba a publicar ya esta entrada, abrió Rocambolesc junto en las ramblas. Después de hacer cola, pude probar por fin uno de sus famosos helados. 

Pues nada, os voy a hacer una lista de mis heladerías favoritas por si os animáis a probarlas.





Cremeria Toscana

Carrer de Muntaner, 161, 08036 Barcelona, España

Esta es, sin lugar a duda, una de las mejores heladerías de Barcelona, con helados muy cremosos. El local es acogedor y, en verano, tiene cola fuera. También venden sandwiches de galleta y helado. Había probado sus deliciosos helados de mascarpone, de dulce de leche, de tiramisú y de leche merengada, pero la última vez que estuve tome uno de nata con cerezas y de higos sencillamente espectacular.









DelaCrem

Carrer d'Enric Granados, 15, 08007 Barcelona, España

Esta es la heladería de moda en Barcelona. Tiene fama por la calidad de sus helados y está situada en la calle de Enric Granados. Suele estar a tope de gente. Yo los probé por primera vez en un puesto en el Palo Alto Market, un precioso mercado que se celebra en el Poblenou el primer fin de semana del mes. Allí tomé el de dulce de leche con nueces y el de fresas del Maresme. Me encantaron los dos sabores. Ya en la heladería tomé el de yogur y el de higos. El de yogur muy bueno, pero el de higos me decepcionó un poco.

















El Tío Che

Rambla del Poblenou, 44-46, 08005 Barcelona, España

Siempre que paseaba por la rambla del Poblenou veía cola en esta heladería. Por fin, un día me decidí a probar sus helados. Pedí el de leche merengada y casi se me saltan las lagrimas. Me recordó a los que tomaba de estudiante en la Alamedilla de Salamanca. Para mí es la mejor de las heladerías/horchaterías de las que he estado en Barcelona. Son cremosos y ricos ricos.














Gelaaati Di Marco

Carrer de la Llibreteria, 7, 08002 Barcelona, España

Fui a esta heladería porque la vi en una guía. Está en la Ciutat Vella. Ya, desde fuera, me llamó la atención. Tienen dulces rellenos de helado, polos y helados de sabores sorprendentes. Yo me pedí dos sabores rarísimos: el de ricotta con azafran y pistacho y el de gorgonzola con mermelada de higos. No tengo palabras. No se parecen a ningún otro helado que haya probado. Para mí, son los más espectaculares de Barcelona.




















Horchatería Valenciana

Carrer d'Aribau, 16, 08011 Barcelona, España

Esta es una horchatería muy clásica de la calle Aribau. Me encanta ir a merendar su chocolate con fartons. Sus croissants son de los mejores de Barcelona. Tenía muchas ganas de probar sus helados y pedí de turrón y de leche merengada. De sabor están muy ricos, especialmente el de turrón, pero la textura no es demasiado cremosa. 









Mannà Gelats

Carrer dels Banys Nous, 22, 08002 Barcelona, España

Esta es una de las últimas heladerías que probé en Barcelona. También la vi en una guía. Me pedí el de dulce de leche y el de higos y estaban los dos exquisitos. Creo que el de dulce de leche es el mejor que he tomado nunca.












Orxateria i Torrons Sirvent

Carrer de Balmes, 130, 08008 Barcelona, España

Otra clásica heladería/horchatería. El de turrón muy rico, pero el de nata con nueces no me gustó. Me molestaba la textura de las nueces.














Ottavia Gelateria Barcelona

Passeig de Gràcia, 126, 08008 Barcelona, España

Esta creo que es la heladería en la que he estado más veces. Fui la primera vez porque un amigo me recomendó la heladería Ottima en Instagram. Yo vi Ottavia y pensé que era esta. Nunca una equivocación fue tanto acierto. La primera vez pedí los sabores que me recomendaron las dependientas, de cheesecake y de Rafaello. El de cheesecake no fue el que más me gustó de los que he probado, pero el de rafaelo me trastornó. He vuelto a tomarlo allí muchas veces. Yo no sabía lo que era, pero parece que es un bombón italiano que tiene chocolate blanco, coco y avellanas. Una maravilla. Un día tomé el de galleta, que también está memorable. Y no me puedo olvidar del de mascarpone...

En Ottavia también tienen brioches y galletas rellenas de helado. Todavía no caí en la tentación, pero todo llegará.













Ottimo Gelats

Plaza de la Vila, 15, 08012 Barcelona, España

Esta es la heladería del barrio de Gracia que me recomendó un amigo. Él dice que son los mejores de Barcelona. A mí me cuesta decidirme, pero sí están bastante buenos y ya veis en las fotos que la pinta es espectácular. Probé el de mascarpone y el de dulce de leche. 















Rocambolesc

La Rambla, 51-59, 08002 Barcelona, España

Por fin abrió la heladería Roca en Barcelona. Por la cola que tenía cuando fui, parece que ha causado mucha expectación. A mí me gustan los helados simples, sin "toppings" ni salsas, pero ya de estar allí pedí un poco de todo. Lo que pasó es que esos tropezones me tapaban el sabor del helado, así que me resulta difícil opinar. Estaba bueno, pero no es el mejor que he tomado en Barcelona. La pinta genial, el sabor bastante bien, pero hay otros en Barcelona que me gustan más. Probé tres sabores y el más rico fue el de manzana caramelizada.











Xococake

Carrer Gran de Gràcia, 17, 08012 Barcelona, España

Si os gustan los helados de chocolate, no os podéis perder este sitio. Yo probé el de chocolate con naranja confitada y el de chocolate blanco kinder. Con el que tenía naranja confitada casi me desmayo de gusto. Tuve que reprimirme para no ir corriendo a comprarme otro. Son caros y escasos, pero vale la pena probarlos.













Y, para terminar, una sorpresa: una heladería japonesa. Se llama Kakigori y está en Gracia. Los encontré también en el Palo Alto Market con Valle y con Teresa. Nos encantaron a las tres. Es hielo muy triturado con sabores. Muy liviano y refrescante. Yo me pedí el de sandía y melón.


Kakigori
Plaça de la Vila de Gràcia, 3, 08012 Barcelona, España









Y, como siempre, podéis localizarlas en el mapa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...